Techo frío

en aluminio y acero de alto rendimiento

 

¿Quieres mejorar el confort de tu edificio?  

El confort térmico es el elemento que ocupa la primera posición en importancia en la valoración del grado de ienestar que ofrece una construcción. Al contrario que la arquitectura de las zonas templadas y frías, la arquitectura en los climas cálidos debe impedir o reducir la aportación térmica del sol para evitar el sobrecalentamiento de los ambientes interiores.

 

Esto se debe, principalmente, a la transmisión del calor absorbido por techos y paredes a los ambientes interiores. Para evitarlo existen dos planteamientos complementarios entre sí: proteger los ambientes de la insolación directa evitando al mismo tiempo la absorción de la radiación térmica por parte de los materiales de revestimiento, y adoptar sistemas de circulación del aire que extraigan las aportaciones térmicas interiores y las aportaciones solares residuales.

Esto permite reducir o incluso eliminar del todo la necesidad de recurrir a formas de climatización, con los consiguientes beneficios en términos de ahorro energético y sostenibilidad medioambiental.

 

Protección del edificio y reflexión de la radiación solar

 

El primer concepto básico se resuelve mediante la adopción de soluciones de construcción que ejerzan la función de pantalla para la radiación a partir, obviamente, de la cubierta y de los revestimientos perimetrales.

 

Es fundamental favorecer el uso de materiales que posean unas destacadas propiedades reflectantes de la radiación térmica solar y permitan la mínima

absorción o filtración de aire caliente en la construcción.

 

En este enfoque arquitectónico, la importancia de la adopción de aislamientos de tipo tradicional, entendidos como freno para los intercambios térmicos entre el interior y el exterior, es menor en comparación con la función de pantalla umbría y reflectante, dado que la conservación del calor interior en los climas fríos es un factor de bienestar, mientras que, por el contrario, en los climas cálidos este mismo resultado es un elemento de incomodidad.

 

Atención por los detalles de construcción

 

Desde esta perspectiva, las protecciones de puertas y ventanas son complementos indispensables para reducir el sobrecalentamiento y el deslumbramiento durante los períodos de radiación directa.

 

Ondulit. Desde 1953

Ondulit. Desde 1953

Ondulit. Desde 1953

Ondulit. Desde 1953